26 sept. 2008

Tercer paso: control y punto medio

Yo no sé vosotros, pero yo voy de un extremo a otro. Es decir, alguna vez que he estado a dieta he llegado a pesar 63 kg y me he mantenido así dos años, en ese tiempo no piqué ni una sola vez nada que pudiera denominarse como "que engorda", ni una patata frita, ni una cocacola, ni tarta en cumpleaños, vamos, nada de nada. Pero yo no sé que me pasó, que unas navidades probé un cruasán relleno de chocolate porque me estaban dado un latazo increíble... lo probé, lo relamí, lo saboreé y mi cuerpo se paró y dijo ¡¡¡pero que coño he estado haciendo yo estos años!!! ¡¡¡esto es la vida!!!. Y empecé a comerme otro, y luego otro, y así hasta terminar con una bolsa de medio kilo: y acabé en urgencias con un cólico que ya casi veía la luz al final del túnel (no mires a la luz Nita, aléjate, caca!!!)

Recuerdo un capítulo de Los Simpson, en el que Homer hacía de "sirenita" y se zampaba medio océano a ritmo caribeño. Pues similar me pasó a mí. Cuatro años después de aquello me di cuenta que pesaba casi 40 kg más que entonces. Y me miré en el espejo y casi no me reconocía. La verdad es que no sé como pudo pude abandonarme tantísimo. Es increíble.

Pero de lo que estoy segura es de que lo importante es encontrar el equilibrio. Es decir, ni ser tan estricta como yo lo fui, ni pasarse tanto como para casi autofagocitarme a mí misma.

El caso es que pensando me he dado cuenta que tengo una enfermedad o adicción. Y esa es la comida. Supongo que soy como una drogadicta que volvió a caer en su droga.

Y ahora estoy en pleno proceso de des-intoxicación.

13 comentarios:

David dijo...

Es que los croissant rellenos de chocolate...uffff no hay quien se resista..y mas si los metes 4 segundos al microondas..uffff....

Pero ahi estamos nostros para ser mas fuertes...Además...si nos pasamos "un poquito" (como es mi caso) siempre podemos bajarlo con ejercicio...hasta encontrar un pequeño equilibrio...

Un besazo
David

NeXy dijo...

Buff!! no sabes como te entiendo!!!,yo hace un año pesaba 10 kilos menos... y lo mio fue tambien parecido, habia sido estricta y derepente me comí todo lo comible lo q no habia probao bocao.. de lo que nunca me habia dejao yo misma comer ..zas!!!!
y si yo tb tengo esa "adicción",lo bueno es saber que se tiene e intentar mejorar cada día un poquito mas en ese aspecto.. y poderte dar un capricho un día sin que ello signifique comerse to lo q se encuentre, si no UN capricho...
y si la clave está en eso ni ser mu estricta ni pasarse, un intermedio :)

un besazo enorme!!!!!

Alivalle dijo...

Pues si Nita, es es lo que nos ha pasado a muchos/as...
Y ese equilibrio es el que hay que buscar, una vez que nos estabilicemos en el peso desesado, podemos comer croissant de chocolate, y si es como dice David, unos segundos al microondas, ni te digo...
Pero no comemos uno, lo saboreamos, y tener en cuenta que hay que rebajarlo. Si lo mantenemos siempre así, sólo entonces es cuando habremos triunfado.
Un abrazo paisana..

vix! dijo...

A mi me pasa algo parecido.

Yo engordé 40 kilos en menos de 1 años. Y otros dies progresivamente.

Pero en mi caso el problema es el deporte. Yo pasé de hacer mucho ejercicio a moverme menos que los ojos de espinete.

Ahora aunque quiera no tengo tiempo para hacer el deporte que hacía antes así que la solución es comer menos. Pero toda mi vida he comido como Obélix, y ahora me cuesta racionalizarlo.

Me resulta más fácil hacer animaladas como la dieta del sirope de savia, que comer moderadamente cada día. Cuando empiezo a comer algo que me gusta no puedo parar hasta que ya no queda.

Sibyl dijo...

Ánimo guapa!
sobre todo no te olvides de las 5 comidas, poca cantidad pero bien repartida!!!

Nabiha dijo...

es cuestión de ser constante cada dia que hagas bien la dieta sera una victoria

animo!

Girl on the Moon dijo...

¡¡HOLA!!

¡¡¡Mañana empieza el juego de la dieta, tienes hasta las 12 de hoy para apuntarte en mi blog!!!

Sera divertido :)

Quique dijo...

Recuerdo ese episodio de los Simpsons... jejeje

Creo que el secreto está en lo que has dicho.. no ser ni tan estricta, ni tan dejada... estar en el justo medio.

Yo ahora casi me he olvidado de que estoy a dieta... la he convertido en un hábito y me va bien... eso si, renuncio a muchas cosas, pero es el bagage que tenemos que cargar.

Bs y perdona mi ausencia guapísima

Alivalle dijo...

¡Nita! Miarma...!! Aonde te metes?????

Egeria dijo...

Me voy a desintoxicar desde ya yo también... que me fagocitooooorr, je je.

David dijo...

Chica, donde te metes!!!

M dijo...

Esa reflexión que haces sobre la adicción a la comida es fundamental. Yo adhiero a la misma. Y estoy yendo a una clínica q proclama eso, quizá podría hacerlo sola pero he fracasado muchas veces y siento q no podría. Busca sobre Máximo Ravenna a ver si su teoría te cierra, yo creo q es buena.
Espero q tengas mucha suerte. Un abrazo

masterblog dijo...

Hola! me encanta tu blog! dices cosas muy ciertas, un saludo desde Argentina. Ale
http://www.hagodieta.com